Página de Patricia Rodón

diciembre 10, 2006

De Caver.net

Filed under: Poemas — patriciarodon @ 3:34 am

Archivos ocultos

Ahí está el seleccionado de outsiders
los voyeurs del 2000
los guerreros del mouse
los reducidores de cabezas
a meterse en la tuya como un virus
Aquí están los que trabajan
para el mercado negro de la historia
para el márketing de la posteridad
los vampiros del pulitzer y del cervantes
Vamos a sentarnos en el modem de los editores
en la avaricia de los agentes y de los diarios
en la rabia de los críticos y sus perros de cerámica
Abandonamos los escrúpulos
cuando la vida con su viejo traje de novia
se nos hizo por lo menos doble
en el tictac de un cursor
Somos lo peor y lo mejor de esta generación plosmo
No es fácil aunque sea un vicio
No es evidente aunque sea obvio.

(C) Patricia Rodón, 1999.

De Karaoke

Filed under: Poemas — patriciarodon @ 2:58 am

Ruido de magia

Escribir un poema es sacarse la camisa de fuerza
es dejar que el alma vaya como una anguila río arriba
es reconocerse hija de la página que se pondrá amarilla
es mirarse en un espejo que siempre estará roto
Escribir un poema es empezar cada vez de nuevo
es toquetearse las partes del todo
es que nada te guste y todo te guste
es soñar sueños que nunca vas a recordar
Escribir un poema es más difícil que ser honesta en el diván
más laborioso que hacer sexo con alguien poco dotado
que terminar de leer un libro que hay que leer
que salir de la cama en invierno para ir a trabajar
Escribir un poema es como tocar hielo caliente
es creerse para siempre todos los cuentos de la infancia
o hablar con un viejo amor sin que te tiemble la voz
o esperar de alguien lo que nunca te va a dar
Escribir un poema es tomar el cielo por asalto
es describir una foto velada escuchar debajo del agua
comer en la tormenta de arena tocar el ruido del tiempo
respirar por la máscara en el avión que se está cayendo
Escribir un poema es abrirle la boca a la lluvia
es hablar con los fantasmas de lo que puede ser
es sacarle la lengua a la muerte y sentir su menuda distracción
es ir al paraíso y volver sonriendo con dientes de oro falso
Escribir un poema es masticar todas las palabras del idioma
revolcarse en metáforas cocinarse en un clamor asonante
asfixiarse en el humo de las imágenes que no salvaste
quebrarse en la cárcel donde no estás más que vos y tu aliento
Los poemas son tan inútiles
Su inutilidad nunca terminará de expresarse
Sólo el empeño el canto la soledad la bronca la locura
hacen dignos a los pobres poetas
a los ilustres desconocidos de las antologías
a los tristes parásitos del diccionario
Escribir un poema es más inverosímil que creer en dios.

(C) Patricia Rodón, 1997

De Pruebas de contacto

Filed under: Poemas — patriciarodon @ 2:19 am

Pruebas de contacto (fragmento)

Primero tu cara.
Detrás tu cara en el espejo.
Detrás del espejo la luna.
Después de la luna
yo
apretando el play.

– Me sorprende estar aquí.
– Así pasa en los sueños.

 

Toqué un brillo
en el fondo de sus ojos.
Toqué peligro.
Toqué el origen
de su resplandor.

 

Veo pasar bailarinas locas
veo pasar las cortes
los fuegos de artificio.
Un ángel rebelbe me toca la cabeza
y me disturbia.

 

– Vine a raptarte y quedé capturado.

Cada cuarto de hora
descuelga un pétalo
y lo agita entre sus manos.
No hay peligro de que se extinga.
Crece de adentro hacia afuera
como algunas rosas.
Ella es la más mala
entre las buenas.

Me mira bailar sobre una cuerda.
Me mira con el cuerpo.
La luna llena
las copas de los árboles
y los días pasan todos juntos.

 

– Los trapecistas tienen el alma en equilibrio.
– Los trapecistas nunca se caen de sus sueños.

 

Estaba a la orilla de sus ojos.
Cayó .
Se vio caer.
Cuervos enormes miraban
sin parpadear.
Pero sabía que era un sueño.

El rey de corazones me desnuda.
Me pone bocas lentamente.
Me besa zolloza me abre.
Ocurre entre el alma.
y la sombra del alma
Nunca sé si venzo o soy vencida.

 

– Los ojos son los mayordomos del alma.
– Los ojos son los barman de la noche.

 

Ella está mirándolo a la orilla del mar.
Ella lo hace correr por la autopista.
Ella dice que la luna se cae.
Le muestra fotos privadas.
lo mira a los ojos
y le dispara.

 

(C) Patricia Rodón, 1990

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.